Vives en un mundo que quiere adoctrinar tu pensamiento, solo quiere que hagas parte de la masa, y eso sí que es más peligroso.