Daniel Gutiérrez y Los Alebrijes, cantante y compositor de la ciudad de Medellín, nos demuestra con su nuevo lanzamiento Los días de Moverme, una maduración como artista tras una década de carrera musical.

En el 2015 nos sorprendió con El Viento Todo se lo Lleva, en compañía de Los Alebrijes. Dos años después reapareció con Sueños en las Aceras, disco que fue ganador de la Beca de creación en músicas urbanas y alternativas para artistas emergentes de la Alcaldía de Medellín, además, es el segundo disco de Daniel Gutiérrez y Los Alebrijes.

El folk anglosajón que corre por las venas de Daniel Gutiérrez y Los Alebrijes, llena de color y sonidos a la música colombiana que atraviesa por un buen momento. Cada canción nos cuenta una historia, nos pinta un paisaje y nos muestra una realidad, como en Los Días de Moverme, que empieza con una entrada de xilófono y nos adentra en una atmósfera de tranquilidad.

“Estos son los días de moverme. Tengo tanto que aprender. Es montar la casa y rehacerla, estar dispuesto a perder (…)”, es la primera estrofa de Los Días de Moverme, que cuenta la historia de alguien que quiere rehacer lo que destruyó, pero para ello deberá reflexionar y entender que las cosas pueden cambiar en cualquier momento, pero, aun así, la vida sigue.

Daniel Gutiérrez reafirma lo que expresaba en una entrevista para un medio de la ciudad de Medellín durante los inicios de su carrera, “Independientemente de los géneros, si uno logra con la canción transmitir lo que en algún momento le sucedió o pasó por la cabeza está logrando el objetivo, y si el objetivo no se da, pues qué más da, igual están ahí grabadas las cosas, cuando quiera el que quiera se acerca y ya”. Así es su música y sus canciones: melodías atemporales, historias que se repiten y se pintan en nuestras mentes al son de sus composiciones.

Quieres conocer otros cantautores colombianos , te recomendamos este artículo:

Los Nadies & El Tren: el nuevo single de Alejo García